Tratamiento de la obesidad

La complejidad de esta enfermedad requiere un enfoque global para su prevención y tratamiento.

Para lograr la pérdida ponderal es fundamental que el paciente esté motivado y dispuesto a realizar cambios en su estilo de vida y se deben establecer metas realistas adaptadas a las necesidades individuales de cada paciente.

Se considera que incluso con la pérdida de un 5% de peso inicial ya se alcanzan beneficios significativos, tanto en parámetros clínicos como la presión arterial, como en parámetros analíticos como la glucemia y el perfil lipídico.

Beneficios de la pérdida de peso

Enfermedad Beneficios de la pérdida de peso
Diabetes Disminuye el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.
Mejora el perfil glucémico.
Hipertensión Al perder 1 Kg disminuye la presión arterial 1-2 mmHg.
Dislipemia Disminuye cLDL y triglicéridos.

Aumenta cHDL.

Cáncer Se asocia a disminución de la probabilidad de presentar cáncer relacionado con la obesidad.
Osteoartrosis y apnea del sueño Mejora debido a beneficios mecánicos.
Litiasis biliar Disminuye la formación de cálculos.

 

En todos los pacientes el tratamiento consiste en realizar cambios a largo plazo como mantener una dieta equilibrada, reducir el sedentarismo e incrementar la actividad física. Por otra parte se valora si el paciente es tributario de tratamientos farmacológicos, endoscópicos o quirúrgicos según cada caso.

Para mantener la pérdida de peso obtenida el paciente debería controlar su peso regularmente sin abandonar sus nuevos hábitos saludables ni su seguimiento médico.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Haz clic en el enlace para ampliar información.

ACEPTAR
Aviso de cookies